¿Es mejor lo ya establecido por el simple hecho de estar ya establecido?


Hace unos días leí una de esas historietas tan curiosas que circulan por la red, a raíz de esta discusión de por qué la mayoría de los ciclistas prescindíamos de los tapones en las válvulas de las ruedas tildando, no menos que de globeros, a aquellos que los ponen (yo no, que conste ).

Fijáos en el tapón naranja de la rueda. Puesto indica “globero a bordo”, o eso piensan muchos carreteros . En este caso el nivel globero es doble porque lleva también la arandela presente en las cámaras.

La parábola trataba de la aparición de nuevos paradigmas y su reproducción en el tiempo, jajaja, esto es demasiado pedante , vamos a dejarlo en la creación nuevas costumbres (quitar los tapones) y lo ridículo que resulta pasado un tiempo su justificación (el porqué sigo sin ellos).

Ahí va “el cuento de los monos y los plátanos”:

Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos.

Cuando uno de los monos subía la escalera para agarrar los plátanos los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que se quedaban en el suelo.

Pasado algún tiempo, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua, de modo que cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo molían a palos .

Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono osaba subir la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos.

Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo.

Lo primero que hizo el mono novato nada más ver los plátanos fue subir la escalera. Los otros, rápidamente, le bajaron y le pegaron antes de que saliera el agua fría sobre ellos.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más subió por la escalera.

Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo con el que entró en su lugar.

Curiosamente, el primer sustituto participó con especial entusiasmo en la paliza al nuevo .

Un tercero fue cambiado, y se repitió el suceso.

El cuarto, y finalmente el quinto de los monos originales fueron sustituidos también por otros nuevos.

Los científicos se quedaron con un grupo de cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos .

Si fuera posible preguntar a alguno de ellos por qué pegaban con tanto ímpetu al que subía a por los plátanos, con certeza ésta sería la respuesta: «No lo sé. Aquí las cosas siempre se han hecho así» .

Entonces me pregunto (y ahora no tiene nada que ver con bicis)

¿es mejor lo ya establecido por el simple hecho de estar ya establecido?

PD. Monkey see, monkey do … (Stay Away – Nevermind, Nirvana)

One response to “¿Es mejor lo ya establecido por el simple hecho de estar ya establecido?

  1. Me encanta la historia de los monos… no hemos cambiado tanto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s